El último backup

27 febrero, 2010

El sábado pasado me desperté inusualmente a las 7 de la mañana para luego descubrir que en la pared de mi sala ya no estaba mi televisor.

Así empezó mi día, desaparecieron varios objetos y entre ellos mi laptop en la que estuve trabajando. Estos “choros” se llevaron no sólo  objetos sino también mi tiempo: 2 semanas de trabajo. Siga leyendo…